Siempre Se Aprende Algo Nuevo En El Mundo Inmobiliario

He realizado un gran número de alquileres desde que comencé mi trabajo con el negocio inmobiliario y siempre me sorprende el hecho de que cada transacción viene a ser como un mundo aparte.

Cierre Con Contratiempos

En el último alquiler que logré cerrar hace poco de este departamento, todo ya estaba convenido y ya habían hecho las citas de todos los involucrados para encontrarnos en la notaría. De una parte estaba la dueña, una persona un poco mayor y su hija y de la otra parte, estaba el nuevo inquilino, con su esposa y la bebé.

Cuando la secretaria nos llamó para pedir los DNI de las partes, surgió un problema. La esposa del inquilino era extranjera y los extranjeros tienen que estar habilitados o tener permiso de migraciones para poder firmar contratos y la esposa del inquilino no tenía dicho permiso.

¡Menudo Problema!

Entonces, el notario no iba a poder ayudarnos con la legalización de las firmas y la legalización de las firmas es muy importante para dar "fecha cierta" a los contratos, con lo cual, en caso de problemas como que el inquilino se ponga moroso, uno puedo asegurar la fecha exacta en que la operación (como dirían los abogados) "se ha perfeccionado" (en simple, significa que se ha concretado). Entonces, decidimos sacar del contrato a la esposa para que dicho contrato sea entre la dueña y el inquilino solamente, pero ahora estaba el problema de tener que modificar el contrato para adaptarlo.

Improvisando

Felizmente, debido a experiencias anteriores, había llevado varias copias del contrato en diversos formatos, como una copia en USB y a mi email.

Afortunadamente, la notaría podía imprimirme la nueva versión del contrato (de hecho consideraré comprar una impresora portátil para el automóvil, en caso que haya que imprimir algo urgente), siempre que se lo mandase por email. Podía buscar una cabina de Internet cercana, pero eso iba a demorar, así que se me ocurrió hacer la edición directamente desde el Smartphone, cosa que funcionó bien porque había tenido la previsión de grabar el contrato en un formato muy antiguo de Microsoft Word, la versión del 97.

Final Feliz

Gracias a grabar el contrato en un formato antiguo como Word 97, pude modificarlo desde mi smartphone Android, aunque con un poco de incomodidad por el teclado pequeño. Lo terminé y se lo envié por email a la secretaria del notario, con lo cual se pudo concretar la operación. La clienta me pagó la comisión y todos quedamos contentos.....

Conclusión

En los cierres de operaciones inmobiliarias, se debe ser bastante previsor con respecto a todo lo que podría pasar porque cada operación es distinta. El resumen de las previsiones que tomé para esto son:

  • 1. Llevar Varias Copias Del Contrato en Diversos Medios

  • 2. Grabar El Contrato En Versión Antigua De Word Para Evitar Conflictos.

Lo verdaderamente importante es saber que cada operación es un mundo aparte y hay que saber muchas cosas para no hacer perder el tiempo a las personas que participan de un cierre de operación inmobiliaria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada