¿Cómo Ganar Más Dinero Al Vender Tu Inmueble, En Lugar Que Se Vendan Otros A Mejor Precio?

Tu inmueble no es el único que se está ofreciendo en el mercado, eso lo sabes muy bien, pero ¿Qué tan consciente eres que pierdes mucho dinero por no conocer las necesidades de cada cliente que te visita?

¿Por Qué Sólo Mostrar Tu Inmueble Te Hace Perder Dinero?

Si no conoces las necesidades de los clientes que te visitan, podrías perder muchas oportunidades de venderlo al mejor precio posible y eso sólo se puede hacer preguntando a los clientes sobre sus necesidades para luego de conocerlas, preparar la mejor forma de presentar el inmueble que haga que el cliente lo vea de la mejor forma posible.

Si es que no conoces bien a cada cliente haciendo las preguntas correctas, puedes perder oportunidades de vender tu inmueble y cada oportunidad de venta que pierdes significa que hay menos competencia para comprar tu inmueble, lo que se traduce en un precio final de tu inmueble más bajo del que debería, sólo por no saber preguntar.

Hay que ser consciente y a menos que vendas lavados de autos hechos por chicas muy sexys en bikini en la mansión de Play Boy a hombres "cachondos", va a ser casi imposible que vendas por impulso.


Las ventas inmobiliarias son ventas de alto valor, así que siempre habrá mucha preocupación por los clientes antes de comprar (¿Será una buena compra? ¿Habrá mucho tráfico? ¿La zona será realmente segura? ¿Los precios por la zona van a subir?) y esto hasta se podría convertir en un miedo bastante intenso.

Todas estas preocupaciones no son tan fáciles de adivinar si no le preguntas, quizá puedas adivinar muchas de sus preocupaciones comunes, pero hay algunas que de repente no las puedes adivinar y si no preguntas, entonces de repente esa preocupación que lo está matando, hace que el cliente no tome una decisión más rápida y de repente se decida por comprar otro inmueble. Esto automáticamente baja el valor de tu propiedad porque disminuye la competencia.

El Cliente Quiere Apoyo

El cliente quiere apoyo en su compra, es por eso que un agente inmobiliario es tan importante porque es un tercero y no el dueño que siempre va a tener en agenda vender su inmueble y de repente, va a decir cualquier cosa para lograrlo. También el cliente busca a alguien que le ayude a convencerse que está haciendo una buena compra y que le ayude a eliminar cualquier miedo que pueda tener.

Por eso, el agente inmobiliario está llamado a ayudar a hacer la compra para el cliente y no limitarse a mostrar inmuebles. El comprador necesita tranquilidad en su mente para comprar un inmueble y no que uses "técnicas de cierre" para venderlo porque eso se verá como presión y el cliente saldrá corriendo en dirección contraria. Si como propietario no comprendes la diferencia entre “ser una ayuda para la compra” y “vender”, entonces estás en grandes problemas y deberías llamar a un agente inmobiliario.

¿Cómo La Competencia Hace Que El Valor De Tu Inmueble Aumente?

Muchos propietarios creen que el valor de los inmuebles es inmutable.

Esto NO es así.

Tu inmueble podría tener un valor de mercado de $100,000 dólares (y me refiero a valor de mercado "real", no precios publicados en los avisos que están inflados en un 30% a más por lo general), pero si de repente 10 personas están muy interesadas en el mismo y ya han hecho ofertas, entonces su valor podría aumentar fácilmente a 105,000 dólares, mientras que si nadie se interesa por el mismo, el valor podría bajar a $97,000 dólares, por varios motivos: la baja demanda hace pensar al propietario que el precio está muy alto, el dueño se desespera y quiere vender ya mismo, etc.

Un Caso Real

Cuando estaba vendiendo un departamento en la Molina, primero había una oferta de $55,000 que se estimaba como precio de mercado. Era un departamento sin acabados y pequeño, por eso el precio tan bajo. Se había presentado una oferta de $57,000 dólares luego de un par de meses y el dueño estaba de acuerdo.

Aprovechando que el cliente estaba pidiendo su crédito hipotecario, sabiendo que esto demora más o menos 1 mes y ya sabiendo que alguien está dispuesto a pagar $57,000 dólares, entonces decidí aumentar la inversión publicitaria y esto trajo 1 cliente adicional que quería comprarlo por $60,000 y luego se presentó una pareja y le dije que el último precio era $62,000 dólares, lo cual aceptaron. Como ya no se presentó ningún cliente más hasta que le otorgaron el crédito hipotecario al anterior cliente, entonces esta pareja terminó comprando. La pareja quedó feliz porque sabían que luego de invertir en el departamento para remodelarlo unos $10,000 dólares, podrían venderlo fácilmente en al menos $90,000 dólares (aunque ellos lo compraron principalmente para vivir en el mismo) y el dueño también estaba feliz porque el servicio inmobiliario no sólo le salió gratis, sino que ganó mucho más.

Es probable que el propietario hubiera tenido grandes dificultades en venderlo al precio fijado inicialmente de $55,000 y así todo, descontando mis honorarios, hubiese terminado perdiendo $4,600 dólares, luego de todo el gasto de tiempo en mostrarlo, trajín y problemas en el camino por no conocer el proceso normal del negocio inmobiliario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario