¿Cuál Es El Peligro De Trabajar Con Demasiados Agentes Inmobiliarios?

A muchos propietarios les encanta trabajar con varios agentes inmobiliarios para alquilar o vender su inmueble porque creen que así tienen más posibilidades, pero mientras a más agentes inmobiliarios llames, menos interés van a tener de promocionar tu inmueble los que ya lo tienen porque mientras más competencia haya, menos probabilidades hay que un agente determinado cierre el negocio y gane la comisión, por lo que el interés del negocio va a disminuir.

¿Deberían Existir Eso De Las No Exclusivas?

Claramente no. ¿Cuándo has visto que si quieres construir una casa, llamas a 10 ingenieros y sólo le pagas al que la construye primero? Ninguno aceptaría eso porque hay costos que asumir y se pierden totalmente si no hay ganancias que paguen esos gastos.

Igualmente, en el servicio de corretaje inmobiliario existen costos que se tienen que asumir para promocionar un inmueble y de hecho, tendré que gastar mucho menos mientras más agentes estén involucrados, pero por lo general, declino el trabajo si hay más de 2 agentes inmobiliarios intentando cerrar el negocio, ya que el riesgo es muy grande y resulta en más pérdida de tiempo y dinero que ganancia.

Por supuesto prefiero trabajar con exclusivas y también me gusta trabajar con clientes que me dan la exclusiva porque han pasado 2 cosas:

  • 1. Se Ha Establecido El Precio Correcto.

  • Establecer un precio correcto es lo que debería ser normal, pero ha sido un caso totalmente anormal en los últimos años. Los propietarios se dejan llevar por muchos precios sobrevalorados que ven por todos lados y tasan su inmueble ellos mismos con un valor invendible que suele ser más o menos un 30% más que el valor del inmueble. Ejemplos: Una casa que el dueño valorizó en $230,000 se vendió por $185,000 dólares.


    Este departamento fue valorizado por los dueños en $210,000 dólares inicialmente y tuvo recién una oferta real de $165,000 dólares (aunque no se llegó a vender porque los propietarios ya no quisieron)


    Este inmueble comenzó en 1 millón de dólares que es lo que la propietaria quería y terminó vendiéndose en $750,000 dólares.


    Y así podría seguir y seguir porque casi todos los propietarios se acogen a la regla del 30% del sobreprecio.

    Aquí lo que hago es ver si estoy con un propietario "razonable". Si lo es, le digo el precio real de su inmueble, y lo tomo con la condición que si no se vende al valor que él quiere, simplemente no puede echarme la culpa porque le estoy avisando del valor real y que me dé la posibilidad de bajarle el precio.

    Lo otro que puede pasar es encontrarme con un propietario que no es razonable y en dicho caso, no me queda más que dejar el inmueble para que alguna otra víctima sufra.

  • 2. Se Ha Llegado A Un Acuerdo De Tiempo Razonable

  • Algunos propietarios quieren vender su inmueble en 1 mes, eso sí, a un 30% más del precio del mercado, lo cual es imposible. Es la era de Internet y vender a sobreprecio es casi imposible porque es muy fácil comparar cientos de ofertas parecidas.

    Aun estando en su precio de mercado, se requieren unos meses para encontrar al comprador ideal. En los departamentos económicos, eso pasa con bastante rapidez, en unos 2-4 meses (añade 1 mes más por la aprobación del crédito hipotecario porque casi todos compran al crédito), pero en una casa de 1 millón de dólares, el tiempo suele extenderse a 1 año. La casa en sol de la Molina que viste arriba se vendió en un tiempo de 3 años desde que inicio en 1 millón de dólares y se vendió en $750,000 dólares.

    Para alquileres un tiempo razonable es de 1 mes si es que el inmueble está un poco más barato del precio de mercado (siempre es aconsejable alquilar un poco más barato, para no perder meses de renta y alquilar rápido).

    Estas son las condiciones para realizar un buen trabajo. Si me das estas facilidades te prometo que alquilo o vendo tu inmueble antes del vencimiento del plazo porque lo promocionamos a consciencia y siempre estamos pendientes de cómo se va avanzando con el mismo.

Las Malas Consecuencias De Las NO-Exclusivas

Cuando hay alguien más que quiere llevarse la comisión, se producen peleas sangrientas entre agentes.


Definitivamente, los que meten en estos negocios no tratan de conseguir más precio, no intentan negociar mejor, simplemente tratan de cerrar ya mismo, con tal que el otro agente no se lleve su comisión y por consiguiente pierda todo el tiempo y dinero que ha invertido en promocionar el alquiler o la venta del inmueble.

Y eso amigo propietario, simplemente no te conviene porque pierdes oportunidades de mejorar el precio de tu inmueble.

Cuando hay un inmueble en NO-Exclusiva, también se pierde el efecto de avisar a otros agentes inmobiliarios sobre la disponibilidad del inmueble. Si es exclusiva, no hay problema, se avisa a todos los agentes y se comparte la comisión, pero en no-exclusivas, no puedes hacerlo porque hay gente inescrupulosa que tratará de contactar directo con el dueño, firmar el contrato y traer a su cliente para que no te toque nada de la comisión, así de bajo caen algunos y es por esta gente que a veces escuchas que el sector inmobiliario tiene mala fama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario